La abogada de Moscú que se reunió con la campaña presidencial de Donald Trump con la promesa de ofrecer material perjudicial sobre su rival demócrata, está ligada con funcionarios del gobierno ruso de manera más estrecha de lo que se había revelado previamente, de acuerdo con documentos revisados por The Associated Press.

Decenas de correos electrónicos, expedientes y legajos describen a Natalia Veselnitskaya como una abogada bien relacionada que se desempeñó como escritora por encargo para abogados del gobierno ruso y que recibió ayuda de altos funcionarios del Ministerio del Interior en un caso que involucró a un cliente clave.

Los datos fueron obtenidos por medio del Dossier Center, la unidad de investigación del opositor Mikhail Khodorkovsky, que con sede en Londres compila perfiles de rusos a los que acusa de beneficiarse de actos de corrupción. Los datos fueron luego compartidos con periodistas de la AP, del diario suizo Tages-Anzeiger, del sitio web de noticias griego Inside Story y otros medios.

La AP no pudo contactar a Veselnitskaya en busca de comentarios. Mensajes de un reportero a su teléfono fueron marcados como “vistos” pero no fueron respondidos. Una lista de preguntas enviada vía email tampoco obtuvo respuesta.

Veselnitskaya ha estado bajo escrutinio desde que se dio a conocer que el hijo mayor de Trump, Donald Jr., se reunió con ella en junio de 2016, después que un intermediario le dijera que ella era una representante del gobierno ruso y que ofrecía ayuda de Moscú para derrotar a la candidata rival a la presidencia estadounidense, la demócrata Hillary Clinton.

Veselnitskaya ha negado que haya actuado como representante de las autoridades rusas cuando se reunió con el equipo de Trump, y aseveró al Congreso que ella opera "independientemente de cualquier órgano gubernamental".

Sin embargo, reportes recientes han puesto en duda sus declaraciones. En una entrevista en abril con NBC News, Veselnitskaya reconoció haber actuado como una “informante” del gobierno ruso luego de ser confrontada con un lote previo de mensajes de correo electrónico obtenidos por medio del Dossier Center.

Los nuevos documentos revisados por la AP indican que sus vínculos con las autoridades rusas son estrechos.

La fuente del material es turbia.

Veselnitskaya ha dicho anteriormente que sus correos fueron hackeados. Khodorkovsky dijo a la AP que no sabía de dónde provienen los mensajes, y señaló que su grupo tiene varios buzones digitales anónimos.

La AP verificó unos 200 documentos, en algunos casos mediante la confirmación de firmas digitales en los correos.