La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció el jueves que visitará Honduras del 30 de julio al 3 de agosto para monitorear de primera mano la situación de derechos humanos, especialmente en el contexto postelectoral.

Seis de los siete integrantes integrarán la delegación que además incluirá al secretario ejecutivo, Paulo Abrão; el relator especial para la libertad de expresión, Edison Lanza; y la relatora especial para los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, Soledad García Muñoz.

La Comisión dijo en un comunicado que se entrevistará con autoridades gubernamentales de los tres poderes del Estado y con representantes de la sociedad civil cuando visite Tegucigalpa, el Bajo Aguán, San Pedro Sula, Tela y Puerto Lempira. Además recibirá denuncias en un hotel de la capital mientras dure la visita.

La CIDH urgió en diciembre al Estado hondureño a investigar los hechos de violencia ocurridos durante las protestas callejeras ocurridas después de que el presidente Juan Orlando Hernández se reeligiera en noviembre en unos comicios que la oposición consideró fraudulentas.

Amnistía Internacional denunció el mes pasado que ningún miembro de cuerpos de seguridad está entre los 118 acusados de delitos relacionados a las 32 muertes ocurridas durante las protestas.