Los precios del crudo alcanzaron su pico máximo en 10 días el jueves, ante el anuncio de la petrolera estatal saudí de la suspensión de los envíos a través de una ruta estratégica en el Mar Rojo tras un ataque de los rebeles chiítas de Yemen a dos buques cisterna.

Los precios del crudo Brent, el referente internacional, alcanzaron los 74,83 dólares el barril antes de bajar para la media tarde a 74,36 dólares, un aumento de 43 centavos en el día.

El anuncio de la gran petrolera Saudi Aramco de que suspendía los envíos a través del estrecho de Bab El-Mandeb provocó temores por el abastecimiento.

Arabia Saudí, el primer exportador mundial de crudo, realiza sus envíos desde los yacimientos del este del país a través de la península arábiga, luego hacia el norte a través del estrecho de Bab El-Mandeb, el Mar Rojo y el canal de Suez hasta el Mediterráneo rumbo a Europa.

Puede evitar el estrecho al enviar el crudo por oleoducto y cargarlo en los buques cisterna en el puerto de Yanbu, en el Mar Rojo, aunque con ello disminuye el abastecimiento.

En cambio, los países al este del Golfo Pérsico como Kuwait, Qatar y Emiratos Árabes Unidos no tienen esa posibilidad y no habían aclarado cómo reaccionarían a los ataques a los buques saudíes.