Las empleadas de hoteles en Miami Beach serán provistas próximamente de botones de pánico para ayudar a combatir la agresión sexual.

El concejo municipal aprobó por unanimidad la medida, que entrará en vigencia el 1 de agosto de 2019.

La concejal Kristen Rosen Gonzalez propuso la medida luego de sufrir un ataque sexual el año pasado. Dijo al diario Miami Herald que el objetivo es “modificar la conducta inapropiada en el sector hotelero”. Añadió que la mayoría de los malhechores son hombres y que los huéspedes “se han salido con la suya durante demasiado tiempo”.

Los hoteles y alojamientos tendrán la obligación de proveer a las empleadas de servicio de un botón de “seguridad”, que podrán utilizar si creen que hay un “crimen en desarrollo, acoso u otra emergencia”.

Las ciudades de Seattle y Chicago ya han aprobado esta medida.