La mujer de Utah confiesa que ella misma estranguló a seis de sus bebés tras dar a luz

  • La mujer admitió haber estrangulado o afixiado a todos los bebés, excepto uno que nació muerto.
  • Megan Huntsman, de 39 años, fue arrestada el sábado en la localidad de Pleasant Grove tras el macabro hallazgo en la vivienda donde residió hasta 2011.
  • Las autoridades señalaron que los bebés estaban cubiertos con camisetas y toallas dentro de bolsas de plástico.

La madre acusada de matar a seis bebés en Utah, Megan Huntsman, ha confesado que ella misma mató a sus hijos tras dar a luz, y los escondió en cajas en el garaje de la vivienda, indicaron autoridades de Pleasant Grove este lunes.

La mujer admitió haber estrangulado o afixiado a todos los bebés a los que dio a luz en su casa entre los años 1996 y 2006, excepto uno que nació muerto.

Las autoridades señalaron que los bebés estaban cubiertos con camisetas y toallas dentro de bolsas de plástico.

Megan Huntsman, de 39 años, fue arrestada el sábado en la localidad de Pleasant Grove tras el macabro hallazgo en la casa en la que residió hasta 2011, y fue encarcelada acusada de seis homicidios.

La policía fue alertada por su esposo, del cual estaba separado, que estaba limpiando cerca del garaje y que vio una caja que le pareció sospechosa. "Al abrir la caja, encontraron al niño dentro", dijo el capitán de la policía local Michael Roberts.

Tras registrar la vivienda, la policía encontró otros seis cadáveres de bebés, todos empaquetados en cajas separadas.

Un macabro caso con muchas interrogantes

El descubrimiento de los siete bebés muertos depositados hizo surgir muchas preguntas —como la de cómo fue posible que la tragedia ocurriera durante una década sin que nadie lo notara— y la policía buscaba el lunes las respuestas de la madre y sus familiares.

El caso macabro planteó varias interrogantes sobre cómo ocurrieron los asesinatos, pese a que según los vecinos Huntsman parecía llevar una vida normal. La policía se negó a mencionar el motivo o lo que dijo la detenida durante una entrevista con los investigadores.

Su esposo separado realizó el descubrimiento cuando limpiaba el garaje tras salir recientemente de prisión. Los funcionarios no creen que estaba al tanto de los asesinatos y por ahora no es una persona de interés para las autoridades.

El capitán de la policía Michael Roberts dijo que los agentes respondieron el sábado a una llamada del denunciante sobre un bebé muerto y luego encontraron los otros seis cadáveres.

La familia y los vecinos dijeron que el esposo separado es Darren West, quien fue encarcelado por narcotráfico.

Roberts dijo que en su opinión West y Huntsman estaban juntos cuando nacieron los bebés.

Cuando se le preguntó cómo West no estuvo al tanto de la situación, Roberts respondió: "esa es la pregunta del millón de dólares. Increíble".

A la espera de análisis de ADN

Los cadáveres fueron enviados a la oficina del forense de Utah para ser analizados. Las muestras de ADN tomadas a la sospechosa y su esposo determinarán si son los padres, como creen los investigadores.

Huntsman tiene además tres hijas — una adolescente y dos adultas jóvenes— que vivían en la casa.

Los vecinos en el suburbio de clase media a 56 kilómetros (35 millas) de Salt Lake City dijeron haber quedado anonadados con las denuncias y perplejos de que las hijas mayores de la mujer siguieran viviendo en casa sin saber que su madre estaba embarazada o notaran algo sospechoso.