Las autoridades de Toronto no han encontrado evidencia que sustente la reivindicación del grupo Estado Islámico del ataque perpetrado el domingo en la ciudad, en el que murieron dos personas y otras 13 resultaron heridas, indicó el miércoles el jefe de policía Mark Saunders.

El grupo Estado Islámico afirmó que el atentado fue realizado por uno de sus “soldados” que acató sus instrucciones de atacar a los ciudadanos de los países que integran la coalición que lucha contra el grupo. La atribución aparece en uno de los canales de redes sociales del grupo, y las palabras de uno de los miembros de seguridad del grupo Estado Islámico fueron difundidas por la agencia de noticias Amaq, la cual pertenece al grupo.

Saunders dijo en un comunicado que todas las áreas del Servicio de Policía de Toronto se habían involucrado en la investigación y que habían recibido ayuda de sus contrapartes de todos los niveles.

“En esta etapa, no tenemos evidencia que apoye dichas afirmaciones”, indicó Saunders.

El jefe de policía agregó que las autoridades continuarán explorando cada línea de investigación, incluidos interrogatorios y revisar la actividad en línea y los padecimientos de salud mental del agresor Faisal Hussain.

El ministro de Seguridad Pública federal Ralph Goodale también dijo que no hay un riesgo de seguridad nacional luego del ataque.

Hussain murió tras un enfrentamiento con la policía. Su familia ha dicho que padecía “graves problemas de salud mental”, como psicosis y depresión, y que no había respondido a varios tratamientos, incluida la terapia y medicamentos.

____

Lush informó desde Markham, Ontario.