El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo dijo el miércoles que Estados Unidos nunca reconocerá la anexión de Crimea por parte de Rusia, tratando de refutar los señalamientos de los legisladores y otros de que el presidente Donald Trump y su gobierno son demasiado tolerantes hacia Rusia.

En una declaración, Pompeo dijo que Estados Unidos seguirá insistiendo en que se restaure la integridad territorial de Ucrania. Dijo que Washington mantendrá su principio establecido de negarse a reconocer los reclamos del Kremlin de soberanía sobre territorios tomados por la fuerza en violación de leyes internacionales. Y llamó a Rusia a respetar los principios que dice respetar y “poner fin a su ocupación de Crimea”.

"En concierto con aliados, socios y la comunidad internacional, Estados Unidos rechaza la pretendida anexión de Crimea de parte de Rusia y promete mantener su política hasta que sea restaurada la integridad territorial de Ucrania”, dijo Pompeo en la declaración, que fue dada a conocer por el Departamento de Estado poco antes de que Pompeo declarase ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Se prevé que Pompeo enfrente serias preguntas de miembros de la comisión sobre la cumbre de Trump con el presidente ruso Vladimir Putin. Trump ha insinuado anteriormente que la oposición de Estados Unidos a la anexión rusa de Crimea podría ser reconsiderada.