Una cadena de hamburguesas y una empresa de mercadeo se disculparon por un tuit que contenía la imagen de un periodista asesinado por el grupo Estado Islámico.

James Foley, de Nueva Hampshire, fue asesinado en el 2014 tras ser retenido como rehén por ese grupo radical.

"Cuando dices que quieres una hamburguesa y otra persona dice bien, vayamos a McDonalds", dice el tuit de la cadena Z-Burger, antes de una imagen de Foley tomada instantes antes de su muerte con las palabras “Qué desgracia”, según reportó la emisora WMUR-TV.

Peter Tabibian, propietario de Z-Burger, canceló el contrato con la empresa de mercadeo, Valor Media. Michael Valor dijo que el empleado que redactó el tuit no sabía nada de Foley y pensó que la imagen era de una película.

La madre de Foley emitió un comunicado diciendo que esperaba una disculpa pública.