La forma de cuatro dedos de la barra de chocolate Kitkat no es lo suficientemente característica para declararla marca registrada, sentenció el miércoles la Corte Europea de Justicia.

La multinacional de la alimentación Nestlé, fabricante de KitKat, intentaba registrar la forma de la barra en Europa desde 2002.

La sentencia de la corte alegrará a los aficionados a la barra de chocolate noruega Kvikk Lunsj, que tiene una forma similar. Su fabricante, Mondelez, podrá seguir vendiendo esa marca en toda la UE. La golosina fue creada en 1932, dos años después de que KitKat salió a la venta en el Reino Unido.

Noruega no es miembro de la UE, pero sí del Área Económica Europea, lo que le permite aprovechar muchas normas del bloque.