La Unión Europea introducirá normas para hacer más estrictas las evaluaciones de la salud mental de los pilotos tras el accidente de Germanwings en 2015.

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, dijo el miércoles que las nuevas reglas, que entrarán en vigencia en 2020, obligarán a las aerolíneas a realizar una evaluación psicológica de los pilotos antes de que comiencen a volar.

También piden pruebas sistemáticas a pilotos y tripulantes para detectar sustancias psicoactivas antes de que sean contratados, y pruebas sin previo aviso después de que se recuperen de una enfermedad y regresen al trabajo.

El piloto Andreas Lubitz se encerró en la cabina y estrelló un avión de Germanwings en los Alpes franceses en 2015, matando a 150 personas.

Lubitz sufría depresión desde hace varios años, pero las autoridades y su aerolínea más tarde lo consideraron apto para volar. Dijeron que no sabían que sus problemas de salud mental habían regresado.