Un hombre que sobrevivió a la exposición a la letal neurotoxina novichok en Gran Bretaña dijo que su pareja, que falleció, se la roció en las muñecas pensando que era perfume.

Charlie Rowley contó a la televisora ITV News el martes en la noche que el frasco con la sustancia pudo estar varios días en su casa antes de dárselo a su pareja, Dawn Sturgess.

La mujer enfermó a los 15 minutos y falleció ocho días después. Rowley también estuvo expuesto a la sustancia pero sobrevivió tras ser atendido en un hospital.

"Tengo el recuerdo de ella rociándola en sus muñecas y frotándolas”, explicó.

La sustancia era aceitosa y no olía a perfume, agregó.

La policía cree que el novichok pertenecía a la misma partida empleada en marzo para atacar al exespía ruso Sergei Skripal y a su hija Yulia, que también sobrevivieron al envenenamiento.

Las autoridades británicas culpan al gobierno ruso del ataque.