Los rescatistas buscaban el miércoles a decenas de desaparecidos tras el colapso de parte de una represa de nueva construcción en el sur de Laos, que anegó las zonas rurales colindantes matando al menos a 24 personas, informaron las autoridades.

Unos 6.600 residentes perdieron sus viviendas cuando parte de la represa cedió el lunes e inundó las aldeas cercanas. Cientos de personas se refugiaron en localidades vecinas, viajando en autobuses y camionetas de carga.

“El agua llegó tan rápido que tuvimos que salir corriendo de la casa y huir”, dijo Phon Vuongchonpu, cuya familia de 12 huyó cuando el nivel del agua llegó hasta el techo de su vivienda. “Perdimos todo: la motocicleta, muebles, nuestras vacas y cerdos”.

Bounyong Phommachak, de la Cruz Roja, dijo que 24 cuerpos han sido recuperdos y 96 personas están oficialmente desaparecidas.

Fotos y videos publicados en redes sociales mostraron a los residentes sentados en los tejados para huir de la crecida, mientras otros eran rescatados en barco. Medios estatales, dijeron que en las labores de rescate se estaban utilizando helicópteros.

SK Engineering & Construction, uno de los dos socios surcoreanos del proyecto, dijo que la parte alta de una de las cinco represas auxiliares rellenas de tierra cayó el domingo en la noche a consecuencia de las fuertes lluvias.

Pero Korea Western Power, que está previsto que opere la central hidroeléctrica cuando finalicen las obras, dijo que los primeros problemas aparecieron el viernes cuando los trabajadores descubrieron que el centro de la infraestructura se había hundido 11 centímetros (4,3 pulgadas).

Las labores de reparación se vieron obstaculizadas por las intensas precipitaciones y las dañadas carreteras, y la situación empeoró el lunes cando empezó a salir una cascada de agua de la represa, inundando siete de las 12 aldeas de la zona, apuntó SK E&C. la empresa estaba colaborando en los desalojos y rescates además de intentar contener los daños.

El gobierno declaró el lugar como zona de desastre y los altos cargos acudieron a la zona.

La previsión de intensas lluvias y fuertes vientos podría ralentizar las labores de rescate y mantienen el riesgo de inundación en la región montañosa.

___

Los periodistas de The Associated Press Tong-hyung Kim y Youkyung Lee en Seúl, Corea del Sur, contribuyeron a este despacho.