El gobierno de Trump restaurará los pagos a las aseguradoras del sector salud que fueron congelados recientemente, lo que había generado preocupación de que las primas se elevaran el próximo año, informaron el martes los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid.

El programa de estabilización de primas maneja alrededor de 10.000 millones de dólares. Las aseguradoras que tienen asegurados más sanos que el promedio hacen aportaciones al programa, y el dinero va a las aseguradoras con asegurados más enfermos. No hay dinero de los contribuyentes de por medio.

El gobierno fue criticado duramente por la cancelación de los pagos, y las aseguradoras advirtieron que, sin ellos, las primas se incrementarían y algunas saldrían del mercado.

Los legisladores republicanos se preocuparon por las repercusiones políticas que podría tener la medida en las elecciones de noviembre.

La administradora de los Centros de Servicios, Seema Verma, dijo a las aseguradoras que sus inquietudes habían sido escuchadas.