La búsqueda de un hombre que según la policía mató con un cuchillo a una mujer de 18 años sin provocación alguna en la zona de la bahía de San Francisco terminó donde había comenzado: en una estación del tren.

John Cowell, de 27 años, un ladrón con un antecedentes de violencia dejado en libertad condicional hace poco, fue arrestado sin incidentes el lunes en la noche a bordo de un tren con dirección a Antioch, a unos 19 kilómetros (12 millas) de la estación de Oakland donde los investigadores creen que mató a Nia Wilson e hirió a su hermana el domingo en la noche.

“Este es el primer paso para hacerle justicia a Nia y su familia”, dijo a la prensa Carlos Rojas, jefe de la Policía del Tránsito Rápido del Área de la Bahía (BART por sus siglas en inglés).

Una llamada telefónica de un pasajero hizo que la policía detuviera y registrara un tren con dirección a Richmond en la estación MacArthur de Oakland, pero Cowell no estaba a bordo, dijo Rojas.

“Unos 10 minutos después de esa llamada, otro usuario nos avisó que el sujeto había tomado un tren con dirección a Antioch”, agregó.

El tren fue detenido en la estación Pleasant Hill, en Walnut Park, al noreste de Oakland. Cowell iba a bordo y fue arrestado sin incidentes. Se desconocía de momento si Cowell tenía abogado.

Según Rojas, el ataque ocurrió en la estación MacArthur donde había policías en servicio pero no podía afirmar con certeza si habría sido posible impedirlo porque fue repentino y quizá al azar.

___

Rodríguez informó desde San Francisco.