Un sitio web noticioso con sede en el destino turístico de Playa del Carmen, dijo el martes que su director fue asesinado a tiros, siendo el segundo periodista del portal que es ultimado en menos de un mes.

Rubén Pat Cahuich, del portal informativo Playa News Aquí y Ahora, fue asesinado en una calle de Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo, el cual se ha visto azotado por la violencia.

“Ya van 2 de nuestro equipo, señor gobernador, ¿hasta cuándo va a acabar la inseguridad en nuestro estado?”, dijo el sitio en un comunicado dirigido al gobernador Carlos Joaquín González.

El gobierno municipal de Playa del Carmen dijo que Pat Cahuich fue asesinado afuera de un bar. Aseveró que respeta a los periodistas y la libertad de expresión, y prometió ayudar a la procuraduría estatal en la investigación del crimen.

A fines de junio, un pistolero mató al periodista de Playa News, José Guadalupe Chan Dzib, en un bar.

De acuerdo con un informe del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), con sede en Nueva York, de 2017, Pat Cahuich denunció en junio de ese año haber sido golpeado, detenido durante una noche y amenazado por la policía de Playa del Carmen debido a su trabajo de reportero.

Dijo al CPJ en ese momento que los agentes le advirtieron que “deje de publicar artículos sobre cierto jefe de policía local y que, si no, sabía lo que me pasaría”. Pat Cahuich dijo que la policía estaba furiosa porque había publicado un artículo sobre mantas colgadas en la ciudad que acusaban al jefe de complicidad con una pandilla criminal, informó el CPJ.

Jan-Albert Hootson, representante en México de CPJ, dijo que habló con Pat Cahuich por última vez a principios de julio, poco después del asesinato de Chan Dzib. No mencionó amenazas directas en su contra, pero dijo que la situación estaba muy tensa, indicó Hootson.

“Quintana Roo, sobre todo la región de Playa del Carmen y Felipe Carrillo Puerto, se ha vuelto un lugar muy peligroso para los periodistas en los últimos años”, dijo Hootson.

Confirmó que Pat participaba de un programa de gobierno conocido como el “mecanismo”, que brinda a periodistas y activistas ciertas protecciones tales como botones de pánico, sistemas de seguridad en sus hogares e incluso, en algunos casos, guardaespaldas.

Jan Jarab, el representante de México para la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que “hoy mismo hemos hablado con colegas del señor Pat y nos transmitieron el riesgo y el temor que enfrentan para poder realizar su labor... Muchos de ellos han recibido amenazas recientemente, lo cual es tremendamente preocupante”.

Jarab dijo que Chan Dzib también había reportado que estaba recibiendo amenazas.

La Unión Europea y la Sociedad Interamericana de Prensa condenaron el asesinato en comunicados emitidos el martes.

Playa del Carmen, antes un tranquilo balneario junto a la isla de Cozumel, ha registrado un crecimiento explosivo acompañado de violencia. Un tiroteo en un festival musical en enero de 2017 dejó tres extranjeros y dos mexicanos muertos. Aparentemente se trató de un enfrentamiento por la venta de drogas en el evento.

En el primer semestre de 2018, el estado costeño de Quintana Roo, donde se encuentran Cancún, Tulum y Playa del Carmen, registró un aumento de los homicidios de 132%, hasta situarse en una tasa de 35 muertes por cada 100.000 habitantes.

Más de 30 periodistas han sido asesinados en México en los últimos cinco años y medio, ocho de ellos en lo que va de 2018.