La Comisión Europea propuso que los estados miembro reciban 6.000 euros (7.000 dólares) para atender y tratar a cada migrante rescatado en el Mar Mediterráneo en su intento por llegar a la Unión Europea.

El órgano ejecutivo de la UE dijo que quiere ofrecer “apoyo financiero completo” a cualquier país miembro que se ofrezca a establecer los llamados centros controlados para atender a personas que necesitan protección internacional y a quienes no tienen derecho a quedarse en el bloque de 28 naciones.

En una cumbre celebrada el mes pasado, los líderes de la UE acordaron vías para abordar la presión migratoria tras de atender a las peticiones de ayuda de Italia.

Los miembros del bloque comenzarán a discutir la propuesta el jueves.