Dignatarios de distintas partes del mundo se unieron a ciudadanos comunes para recordar la primera deportación masiva de judíos en el Gueto de Varsovia, y en particular a un activista que se suicidó en protesta por la indiferencia mundial ante el Holocausto.

La Marcha de la Recordación comenzó el domingo en la Plaza Umschlagplatz, el lugar donde en julio de 1942, los nazis comenzaron a colocar a la fuerza a judíos en trenes para llevarlos al campo de concentración de Treblinka.

Los eventos se realizan cada año desde el 2012, en memoria de la comunidad judía de Varsovia que era la mayor de Europa antes de la Segunda Guerra Mundial.

El evento este año está particularmente dedicado a la memoria de Szmul Zygielbojm, quien se suicidó en Londres en 1943. Zygielbojm había salido de Polonia y había tratado de alertar al mundo sobre el genocidio que estaba en curso, implorándole a los países aliados que luchen contra los nazis.