Las 17 personas que murieron cuando una embarcación turística naufragó en un lago en Missouri fueron recordadas el domingo durante una ceremonia religiosa a la que asistieron unos 200 habitantes en la comunidad de Branson.

Una campana en la Capilla Williams de la Universidad de los Ozarks repicó 17 veces por cada una de las personas que perdieron la vida el jueves en el lago Table Rock, reportó el periódico The Joplin Globe.

“Hoy honramos las 17 vidas que se perdieron”, dijo la alcaldesa de Branson, Karen Best. “Honramos a los 14 sobrevivientes. Y honramos a los muchos héroes que hicieron todo lo posible para salvar vidas”.

La ceremonia se efectuó en el plantel educativo próximo al lugar del naufragio, el cual se produjo en medio de poderosos vientos. La ciudad y el colegio organizaron el servicio en memoria de las víctimas.

Nueve de los fallecidos pertenecían a una misma familia de Indiana. Varias recaudaciones de fondos en internet sumaban el sábado en la tarde 400.000 dólares para los funerales de los fallecidos.

Dos iniciativas de recaudación fueron emprendidas en la plataforma digital GoFundMe para la familia Coleman, que perdió miembros de tres generaciones a causa del hundimiento de una embarcación turística anfibia.

Una portavoz de GoFundMe, Katherin Cichy, dijo que una de las iniciativas fue verificada. Ingrid Coleman Douglas dijo al periódico The Indianapolis Star que la segunda iniciativa también es legítima.

Otros fallecidos provenían de Missouri, Arkansas e Illinois.