Human Rights Watch le pidió al gobierno iraquí divulgar cuántos centros de detención tiene y abstenerse de detener a personas sin informarle a sus familias.

EN un reporte divulgado el domingo, el grupo de derechos humanos dijo que los servicios de seguridad iraquíes tienen un centro de detención en Mosul, y que cuando pudo inspeccionar el sitio el 4 de julio, había allí 427 hombres sospechosos de tener vínculos con el grupo Estado Islámico.

Los presos, dijo una fuente oficial, estaban antes confinados en una casa hasta que se construyó la prisión “bajo presión de Bagdad”.

Human Rights Watch denunció que la agencia de seguridad iraquí al principio negó haber administrado esos centros de detención, pero luego lo admitió.

HRW dijo que las celdas en la prisión e Mosul están limpias y cuentan con aire acondicionado, pero están sumamente hacinadas.