Hombres armados dispararon contra un minibús que trasladaba a miembros de una asociación de taxistas, matando a 11 personas e hiriendo de gravedad a otras cuatro, dijo la policía de Sudáfrica.

Las víctimas del ataque del sábado en la noche habían asistido al funeral de un colega y regresaban a casa cuando se produjo la emboscada, dijo el agente de policía Jay Naicker. El ataque se produjo entre las localidades de Colenso y Weenen, en la provincia de KwaZulu-Natal, y las víctimas procedían de la provincia de Gauteng, agregó.

La policía está investigando los posibles motivos del ataque.

Las tensiones entre grupos de taxistas que compiten por las mismas rutas ya derivó en violencia letal en otras ocasiones en Sudáfrica.

Medios sudafricanos reportaron la muerte de 10 personas en violencia relacionada con la rivalidad entre conductores de taxis minibús en Ciudad del Cabo durante un fin de semana de mayo.