Egipto rechazó el sábado una controversial ley aprobada en Israel que define a este país como un estado nación del pueblo judío.

El ministerio del Exterior egipcio dijo en un comunicado que la medida aprobada el jueves por el Knesset “consolida la idea de la ocupación y segregación racial y socava las oportunidades de alcanzar la paz”.

La ley también podría perjudicar el “derecho al retorno” de los refugiados palestinos desplazados desde 1948, agregó.

El ministerio solicitó a la comunidad internacional que respete los derechos históricos y legales de los palestinos e impulse la reanudación de las negociaciones así como el avance de los esfuerzos de paz en apoyo a la solución de dos estados uno al lado del otro.

Egipto se convirtió en 1979 en el primer país árabe en concretar la paz con Israel.