El ministerio de Antigüedades egipcio respondió el sábado a informes periodísticos sobre la naturaleza del líquido y la identidad de los esqueletos hallados en un sarcófago de granito negro abierto recientemente.

El ministerio dijo en un comunicado que el líquido no es “jugo para momias que contiene un elixir de la vida” ni mercurio rojo sino agua filtrada de las cloacas.

El hallazgo no es de gobernantes antiguos, y se realizan estudios que revelarán más datos, añadió.

El hallazgo del sarcófago de 2.000 años en la ciudad costeña de Alejandría a principios de mes ha dado lugar a toda clase de especulaciones reproducidas por la prensa, desde la sugerencia de que los restos son los del antiguo rey griego Alejandro Magno hasta la “maldición” que desataría su apertura.

Todas estas conjeturas fueron refutadas por el ministerio.