El canciller ruso dijo al secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo el sábado que el arresto de una ciudadana rusa en Washington bajo cargos de trabajar como agente encubierta era “inaceptable”.

Los fiscales federales estadounidenses acusan a Maria Butina de tratar de infiltrarse en organizaciones políticas y la National Rifle Association antes y después de la elección de Donald Trump como presidente en 2016.

El canciller Serguei Lavrov “destacó lo inaceptable de las medidas de las autoridades estadounidenses que arrestaron a la ciudadana rusa Butina sobre la base de cargos inventados y la necesidad de su liberación próxima”, dijo el ministerio.

Los dos diplomáticos también “intercambiaron puntos de vista sobre las perspectivas para seguir construyendo las relaciones” luego de la cumbre en Helsinki de los presidentes Trump y Vladimir Putin, dijo el ministerio.