Un hombre al parecer armado con un cuchillo atacó a pasajeros en un autobús lleno el viernes en la ciudad alemana de Luebeck, antes de ser sometido y arrestado, dijeron las autoridades. Nueve personas fueron heridas, una de gravedad.

Las autoridades no tenían información inmediata sobre el motivo del agresor, pero dijeron que no piensan que el hombre tenía antecedentes de terrorismo.

La fiscal Ulla Hingst le dijo a la televisora n-tv que el chofer del autobús paró el vehículo y dejó que los pasajeros saliesen inmediatamente después del ataque. Dijo que al parecer el arma usada fue un cuchillo, pero que eso seguía siendo investigado.

Los expertos examinaron además una mochila en el autobús como precaución. Hingst dijo que no estaba claro si pertenecía al atacante, pero agregó que había reportes de humo saliendo de la bolsa.

Más adelante, la policía y la fiscalía dijeron en una declaración conjunta que los investigadores encontraron una sustancia inflamable en la mochila, pero no explosivos.

Dijeron que el hombre es un ciudadano alemán de 34 años que vive en Luebeck, ciudad del norte de Alemania. Su nombre no fue revelado de acuerdo con las reglas de privacidad en Alemania.

"No hay indicios de que el hombre estuviese políticamente radicalizado”, dijo la declaración. “No hay tampoco indicios por el momento de antecedentes terroristas”.

El ministro del interior del estado de Schleswig-Holstein, Hans-Joachim Grote, dijo que la información indica que nueve personas fueron heridas _ seis con cuchillos, dos que se cayeron y el chofer, que recibió un puñetazo.

La declaración dijo que una de las víctimas recibió heridas severas, pero indicó que el número total de heridos no estaba claro.

El bus viajaba de Luebeck al balneario vecino de Travemuende, donde se inauguraba por la noche la regata anual Travemuender Woche.

Grote dijo que las autoridades consideran que las medidas de seguridad para la regata son suficientes.