Botes policiales griegos recorrían el río Evros en la frontera greco-turca el viernes en busca de una mujer turca y sus tres niños, desaparecidos desde que naufragó el bote en que intentaban cruzar la frontera.

Rescatistas en la orilla también buscaban a la mujer de 36 años y sus hijos de 6, 4 y 1 años. Habían cruzado desde Turquía con el esposo de la mujer y otras cuatro personas, todas turcas.

El esposo, maestro como ella, y las cuatro personas restantes lograron cruzar a nado hasta la orilla griega, donde los recogieron las autoridades el jueves.

Cientos de turcos han buscado asilo en Grecia ante la represión lanzada por el presidente Recep Tayyip Erdogan tras un intento de golpe de estado en 2016. Las solicitudes de asilo de turcos han aumentado rápidamente, de 189 en 2016 a 1.827 en 2017 y 1.152 en el primer semestre de 2018.

Otros cuatro turcos que se sumaron a la búsqueda fueron arrestados por entrar a una zona militar vedada. Dos dijeron a las autoridades griegas que eran periodistas y otros dos que eran amigos del esposo de la mujer desaparecida.

Fueron liberados después de recibir condenas en suspenso por entrar a la zona vedada. Los cuatro habían huido de Turquía anteriormente y solicitado asilo en Grecia.