California y otros 14 estados demandaron a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) contra la suspensión de una norma de la época de Barack Obama que busca limitar la contaminación causada por camiones.

La decisión de la EPA del 6 de julio es ilegal y podría autorizar la circulación de miles de camiones altamente contaminantes, dijeron los estados y Washington capital en la demanda presentada ante la corte federal de apelaciones del Distrito de Columbia.

La EPA dijo que no hace declaraciones sobre procesos en curso.

La norma recurrida limitaba la producción de camiones de carga pesados equipados con motores que no cumplen con los patrones de emisión actuales.

Un funcionario de EPA dijo en un memorando que la suspensión trata de evitar los perjuicios ocasionados a pequeñas empresas que fabrican los camiones.

El exjefe de la EPA, Scott Pruitt, había calificado la prohibición impuesta por Obama a los motores contaminantes de ejemplo de exceso regulatorio que “amenazaba con mandar a la quiebra a toda una industria de fabricación especializada de camiones”.

El gobierno de Obama dijo que la contaminación de los camiones podía provocar 1.600 muertes prematuras al año”.

“Como director de la EPA, la tarea de Scott Pruitt era la del procurador ambiental principal del país”, dijo el secretario de Justicia de California, Xavier Becerra, en un comunicado. “En cada ocasión, hasta el final de su mandato, falló en el cumplimiento de este importante deber y dio prioridad a las ganancias de los grandes contaminadores por encima de la salud de nuestras familias”.

La corte de apelaciones ya ha bloqueado temporalmente la suspensión en otra demanda iniciada por grupos ambientalistas, dijo Becerra.