Rusia está lista para discutir una posible visita del presidente Vladimir Putin a Washington después de la invitación del mandatario estadounidense Donald Trump, dijo el viernes el embajador ruso en Estados Unidos.

A pesar de la persistente confusión sobre lo que ambos líderes discutieron a puertas cerradas en Helsinki a principios de semana, el embajador Anatoly Antonov dijo que es importante “lidiar con los resultados” del primer encuentro antes de actuar demasiado rápido sobre otra reunión.

Afirmó que no ha visto personalmente la invitación de Trump, pero que Rusia “siempre estuvo abierta a esas propuestas. Estamos listos para discutir el tema”.

El Kremlin tiene la última palabra, pero aún no responde a la propuesta que extendió Trump el jueves.

Antonov dio algunos detalles adicionales sobre lo que platicaron Trump y Putin en Helsinki, pero insistió que las discusiones diplomáticas deben permanecer discretas para ser efectivas.

Notablemente, reconoció que ambos trataron un posible referendo respecto al este de Ucrania.

“Se tocó el tema”, dijo sin dar detalles de que Putin le presentó “propuestas concretas” a Trump respecto a soluciones al conflicto en Ucrania.

Trump tuiteó que los dos líderes hablaron sobre Ucrania pero no hizo mención de un referendo ni reveló detalles específicos al respecto. Estados Unidos y Rusia han estado en lados opuestos del conflicto en Ucrania, que se desencadenó después de un levantamiento popular en contra de un mandatario pro-ruso y la anexión rusa de Crimea en 2014.

Es poco factible que Ucrania y las potencias europeas respalden un referendo en la región de Donets, en donde continúa el dominio de los separatistas pro-rusos.

El embajador ruso en Washington también denunció “molestias anti rusas” en Estados Unidos y reiteró la negativa de una interferencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses.

También reiteró que no hubo participación de Rusia en el envenenamiento del ex espía ruso Sergei Skripal en Gran Bretaña.

Antonov se refirió al encuentro del lunes en Helsinki como “un evento clave” en la política internacional y se rio de las insinuaciones de que ambos realizaron “pactos secretos”.

Antonov dio detalles sobre las discusiones en el tema del control de armas, pero dijo que Estados Unidos ha estado renuente hasta el momento en respaldar las propuestas rusas. Dijo que durante el encuentro se logró un notable progreso respecto a la cooperación entre ambas naciones en el futuro de Siria.