Siete policías de una unidad antidrogas de Puerto Rico fueron acusados de extorsión, robo, narcotráfico y otros cargos, dijeron el jueves las autoridades federales.

La fiscalía federal dijo que los agentes trabajaban en la ciudad norteña de Caguas, también fueron acusados de portar armas mientras presuntamente distribuían marihuana y otras drogas.

De ser declarados culpables, los sospechosos podrían ser sentenciados a entre cinco a 20 años de prisión.

El departamento de policía de Puerto Rico está siendo reformado bajo órdenes federales luego que procuradores federales estadounidenses emitieron un reporte acusando a policías de asesinatos ilegales, corrupción y violaciones a derechos civiles.