La Unión Europea está exhortando a sus países miembros a que redoblen los preparativos para una posible salida desordenada de Gran Bretaña del bloque, una en la que no se haya llegado a un acuerdo sobre futuras relaciones.

Ahora que las negociaciones del Brexit están en un punto muerto mayormente debido a que el gobierno británico tiene problemas para lograr una mayoría en el Parlamento, existe la creciente preocupación de que el país podría salir del bloque sin lograr un acuerdo.

"Necesitamos estar preparados para cualquier eventualidad", dijo el jueves Mina Andreeva, portavoz de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE.

La CE publicó un documento advirtiendo sobre los posibles efectos de no llegar a un acuerdo, desde problemas para viajar hasta la recaudación de aranceles pasando por la necesidad de resguardar los estándares y regulaciones comunitarios.

El documento fue publicado de cara a la primera reunión entre el principal negociador de la UE Michel Barnier y el encargado británico de los asuntos del Brexit, Dominic Raab. Su predecesor, David Davis, renunció hace menos de dos semanas tras estar en desacuerdo con el último plan de la primera ministra Theresa May, mediante el cual Gran Bretaña mantendría vínculos bastante cercanos con la UE en términos de comercio de bienes, incluyendo el uso de un “libro común de directrices”.

Gran Bretaña y los 27 países de la UE dicen que quieren un Brexit sin problemas cuando oficialmente comience en marzo, pero en el último año las negociaciones se han estancado en medio de divisiones políticas en Londres sobre la estrategia a usar.

"Hay mucho trabajo que hacer en nuestros equipos", dijo Barnier al recibir a Raab a la sede de la UE, resaltando que solo quedaban 13 semanas para la fecha límite en octubre, cuando se debe de llegar a un acuerdo total. Los siguientes meses serían necesarios para que el Parlamento Europeo y las legislaturas nacionales ratificaran el acuerdo.