Un exagente de equipaje del aeropuerto de Atlanta fue sentenciado el jueves a dos años y medio de prisión por colaborar para contrabandear armas a un avión de pasajeros con destino a la ciudad de Nueva York.

Eugene Harvey se había declarado culpable en diciembre de asociación ilícita para portar un arma en un avión, luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía.

Harvey trabajaba cargando maletas y como agente de equipaje para Delta Air Lines en el Aeropuerto Internacional de Atlanta Hartsfield-Jackson cuando fue arrestado y se le presentaron cargos en diciembre del 2014. Fiscales dijeron que él abusó de su puesto para meter pistolas en el aeropuerto y pasarlas para que sean transportadas a Nueva York para ser vendidas en el mercado negro.

El cargo que Harvey aceptó conlleva un castigo de hasta 20 años en prisión, pero los fiscales pidieron al juez que le diera una sentencia de dos años y medio. Ellos citaron su cooperación con la fiscalía estatal en Nueva York, lo cual contribuyó a que sospechosos vinculados a él fueran hallados culpables, entre otros factores.

La policía de Nueva York que investiga el tráfico de armas que fueron robadas o compradas por compradores fantasma en el área de Atlanta y transportadas a Nueva York han identificado al exempleado de Delta Mark Quentin Henry como la persona que transportó las armas, de acuerdo con documentos presentados en corte en diciembre del 2014. Investigadores dicen que él luego entregó las armas a alguien más, quien las vendió a un policía encubierto.

Cuando Henry fue arrestado el 10 de diciembre del 2014, tenía una mochila con 18 pistolas, incluyendo siete que estaban cargadas. Él dijo a investigadores que las trajo en una maleta de mano en un vuelo de Atlanta a Nueva York junto con otras armas y munición.