Una procesadora y distribuidora de marihuana canadiense concretó su oferta pública inicial de acciones en Estados Unidos, recaudando 153 millones de dólares en momentos en que Canadá se apresta a legalizar esa droga.

Tilray Inc, basada en la Columbia Británica, empezó a cotizarse el jueves en el índice Nasdaq, a 17 dólares por acción aunque poco después subió a 21.

No es la primera fabricante de marihuana que se cotiza en un mercado de valores estadounidense, pero sí es la primera en hacerlo mediante una oferta pública inicial, lo que podría conferir legitimidad a ese sector, dijo John Kagia, analista de la firma de mercadeo del sector de la marihuana New Frontier Data.

“Es otro indicador de cómo la industria del cannabis está madurando y profesionalizándose”, expresó.

Otras dos compañías canadienses de marihuana comenzaron hace poco tiempo a comercializarse en mercados estadounidenses: Cronos Group en el Nasdaq y Canopy Growth en el Mercado de Valores de Nueva York. Ambas ya se ofrecían en Canadá.

Algunos estados de Estados Unidos han legalizado el uso recreacional de la marihuana, pero las empresas estadounidenses no han podido incorporarse al mercado de inversiones debido a que la droga sigue siendo ilegal a nivel federal. En lugar de ello, muchas han comenzado a comercializarse en Canadá siendo adquiridas por empresas de ese país.

La marihuana medicinal es legal en Canadá, y tanto la venta como el uso recreacional serán legales a partir del 1 de octubre.

Incluso importantes inversionistas, como el Banco Cowen, una antigua institución financiera de Nueva York, participaron en la venta de Tilray, destacó Chris Barry, socio de la firma de abogados Dorsey and Whitney en Seattle.

“Hubiera sido imposible realizar una oferta pública inicial de esa magnitud sin la participación institucional”, destacó Barry. "La lección es que las instituciones financieras apoyarán una medida de ese tipo si la empresa tiene un sólido plan de acción y el negocio es cien por ciento legal en la jurisdicción donde opera”.