La esclavitud moderna prevalece en Corea del Norte y otros regímenes represivos, pero los países desarrollados también son responsables de esto porque importan 350.000 millones de dólares en bienes que son producidos bajo circunstancias sospechosas, de acuerdo con un informe divulgado el jueves.

El Índice Mundial de Esclavitud calcula que 40,3 millones de personas vivieron bajo condiciones de esclavitud moderna en todo el mundo en el 2016, la mayoría de ellos _una de cada 10 personas_ en Corea del Norte. La lista fue compilada por la Fundación Walk Free, organización antiesclavitud fundada por el multimillonario australiano Andrew Forrest.

La meta del índice es ofrecer información sobre la cantidad de gente involucrada en la esclavitud moderna y los efectos que esto tiene en todo el mundo a fin de presionar a gobiernos y empresas a hacer más para poner fin a esta práctica. Por ejemplo, la esclavitud moderna en países en desarrollo pone en riesgo trabajos en Estados Unidos y países de Europa Occidental porque los bienes domésticos compiten contra las importaciones producidas a través de "explotación del peor tipo", dijo Forrest a The Associated Press.

"Al desentrañar el flujo comercial y enfocarnos en los productos en riesgo de sucumbir a la esclavitud moderna y que son importados por las economías más grandes, queda claro que incluso los países más ricos tienen una responsabilidad inmediata y clara de responder a la esclavitud moderna tanto dentro como fuera de sus fronteras", dijo el informe. "Los países desarrollados están expuestos a los riesgos de la esclavitud moderna no solo cuando se perpetra este crimen dentro de sus fronteras, sino también cuando este riesgo es transferido efectivamente a ellos a través de los productos que importan".

La esclavitud moderna se lleva a cabo a través de amenazas, violencia y engaños para evitar que la gente tenga control de sus propios cuerpos, para rehusarse a realizar ciertos tipos de trabajos o dejar de trabajar del todo.

Algunos de los productos que podrían estar empañados por la esclavitud moderna son: carbón, cacao, algodón, madera y pescados.

En Corea del Norte, la mayor preocupación deriva de las exportaciones de carbón.

La lista de países con esclavitud moderna también incluye a Eritrea, Burundi, República Centroafricana, Afganistán, Mauritania, Sudan del Sur, Pakistán, Camboya e Irán.

Los regímenes represivos representan una preocupación particular porque allí "la gente es obligada a trabajar en beneficio del gobierno", añade el reporte.