Las fuerzas de seguridad de la India mataron a ocho rebeldes maoístas, entre ellos cuatro mujeres, en un combate la madrugada de jueves en su baluarte en el centro del país, informaron autoridades.

La batalla duró dos horas y tuvo lugar en un bosque en el distrito Bijapur en el estado de Chhattisgarh, cuando las fuerzas de seguridad rodearon la guarida de los insurgentes, dijo el policía D.M. Awasthy.

Al entrar en el lugar las fuerzas hallaron los cadáveres de ocho rebeldes junto con fusiles y municiones, dijo Awasthy.

No hubo bajas entre los efectivos oficialistas, añadió. El lugar está a unos 415 kilómetros (260 millas) al norte de Raipur, la capital de ese estado.

Los rebeldes maoístas han estado alzados en la India desde hace más de cuatro décadas, exigiendo tierras y empleos para campesinos y para comunidades pobres e indígenas.

El gobierno considera a los rebeldes la principal amenaza interna del país. Los insurgentes cuentan con miles de miembros y dominan amplias zonas.

Los insurgentes, a veces llamados naxalitas, han tendido emboscadas contra policías, han destruido dependencias del gobierno y han secuestrado a empleados estatales. Han dinamitado ferrovías, atacado cárceles y se han robado armas de almacenes de fuerzas policiales y paramilitares.

En mayo las autoridades informaron que habían matado a 44 rebeldes en múltiples allanamientos en el oeste de la India.