Un juez de instrucción inició el jueves la indagación de la muerte de una mujer británica expuesta a la neurotoxina novichok, en tanto la prensa local informó que la policía habría identificado a sospechosos del ataque anterior a un exespía ruso por medio del mismo agente neurotóxico mortífero.

El juez David Ridley, quien presidió una breve audiencia el jueves, dijo que no se dará a conocer la causa de muerte de Dawn Sturgess sino cuando se completen nuevos análisis. Declaró el proceso suspendido hasta enero.

Sturgess, de 44 años, y su pareja Charlie Rowley, de 45, se desmayaron el 30 de junio. La policía dice que entraron en contacto con un pequeño frasco que contenía novichok, un agente neurotóxico fabricado en la Unión Soviética durante la Guerra Fría. El envenenamiento se produjo en Amesbury, en el suroeste de Inglaterra, no lejos de Salisbury, donde el exespía ruso Serguei Skripal y su hija fueron envenenados con novichok en marzo. Rowley y los Skripal sobrevivieron, pero Sturgess murió el 8 de julio.

Londres culpa al gobierno ruso por el ataque de marzo, algo que Moscú rechaza con vehemencia. La policía británica cree que los dos casos están ligados. El agente de contraespionaje Neil Basu dice que si bien hasta el momento no hay pruebas forenses de que el novichok que envenenó a Sturgess y Rowley proviene del mismo lote usado contra los Skripal, cualquier otra explicación es sumamente improbable.

Horas antes, una fuente anónima con conocimiento de la investigación dijo a la agencia británica Press Association que la policía cree haber identificado a varios rusos como autores del ataque en marzo tras un estudio de imágenes tomadas por televisión de circuito cerrado.

Los investigadores están seguros que los sospechosos son rusos, dijo la fuente, de acuerdo con el despacho. Las autoridades británicas se negaron a hacer declaraciones.

En respuesta al despacho, el embajador ruso en Londres, Alexander Yakovenko, dijo que no haría declaraciones hasta conocer un informe de las autoridades británicas. “Después de todo, trabajamos con datos oficiales, no con informes de prensa”, dijo el diplomático.

“Quisiéramos recibir información oficial de las autoridades británicas. Nos interesan los resultados verdaderos de la investigación”, dijo, y añadió que intentará reunirse con el secretario del exterior británico para discutir el asunto.

El juez Ridley dijo que muestras tomadas de Sturgess y Rowley dieron positivas para novichok en los laboratorios de investigación de la defensa británica. Dijo que se realizó una necropsia a Sturgess el martes, pero no entró en detalles.

Las indagaciones médico-legales se realizan en Gran Bretaña en casos de muerte repentina, violenta o por causas no naturales. No atribuyen culpas.

___

Angela Charlton contribuyó a este despacho desde Moscú.