Una revista aprobada por el Vaticano calificó la “teología de la prosperidad” de seudoteología sujeta peligrosamente al sueño americano y a la política del presidente Donald Trump, en su segunda crítica severa a los evangélicos estadounidenses en mismo número de años.

Dos asesores del papa Francisco en materia de comunicaciones _un jesuita italiano y un pastor protestante argentino_ escribieron el artículo “Teología de la prosperidad. El peligro de un evangelio distinto” para la edición de la revista jesuita La Civilta Cattolica, publicada el miércoles.

En el artículo, los autores observan que la “teología de la prosperidad” y su creencia de que Dios quiere que sus seguidores sean ricos y sanos se ha extendido por el mundo, sobre todo en América Latina y Asia, gracias al uso eficaz de la televisión y los medios por parte de sus carismáticos promotores.

Pero destacan sus orígenes en Estados Unidos, su base ideológica en el Sueño Americano, y dicen que su visión de la fe es contraria a las verdaderas enseñanzas cristianas y al énfasis que pone el papa Francisco en los pobres, la justicia social y la salvación.

“Verdaderamente, uno de los graves problemas que trae consigo la ‘teología de la prosperidad’ es su perverso efecto en la gente pobre”, escriben los autores, Antonio Spadaro y Marcelo Figueroa.

“En efecto, no solamente exacerba el individualismo y anula el sentimiento de solidaridad, sino que impulsa a las personas a tener una actitud milagrera, para la cual la prosperidad solo puede procurarse por la fe, y no por el compromiso social y político”.

Si bien la “teología de la prosperidad” goza de gran popularidad, muchos cristianos la consideran una herejía. Los ministros de esta fe suelen presentar su propia riqueza como prueba de la eficacia de su magisterio.

En su campaña, Trump destacó su trayectoria como empresario inmobiliario adinerado, y la predicadora de la “teología de la prosperidad” Paula White está en su círculo de asesores. Ella y otro predicador de este evangelio, el obispo Wayne T. Jackson, estuvieron entre los jerarcas religiosos elegidos para orar en su juramentación.

El artículo en Civilta Cattolica dice que el “evangelio de la prosperidad” está claramente al servicio del modelo político-económico estadounidense, sobre todo bajo Trump, y de la idea de la “excepcionalidad estadounidense”, y que Estados Unidos ha “crecido bajo la bendición del Dios providente del movimiento evangélico”.

Cita el discurso de Trump en su juramentación, donde en unas pocas frases mezcló a “Dios, el ejército y el sueño estadounidense”.

El artículo menciona a varios conocidos teleevangelistas y pastores de megaiglesias como Oral Roberts, Pat Robertson y Joel Osteen, y denuncia cómo han acrecentado su propia riqueza y popularidad gracias a una “seudoteología” que subvierte la Biblia.