El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha iniciado demandas contra el dirigente del principal partido opositor y 72 legisladores, a los que acusa de insultarlo al publicar y compartir en redes sociales una caricatura que lo muestra con forma de animales, informó el miércoles la agencia noticiosa estatal Anadolu.

Los demandados son Kemal Kilicdaroglu, que publicó la caricatura en Twitter, y otros que lo compartieron en apoyo de cuatro estudiantes universitarios arrestados por alzar un cartel con la misma caricatura durante su ceremonia de graduación.

Insultar al presidente es un delito penado con hasta cuatro años de prisión en Turquía.

Erdogan ha iniciado cerca de 2.000 demandas por supuestos insultos. Desistió de muchas de ellas tras un intento de golpe de estado en 2016 como gesto de buena voluntad, pero desde entonces ha iniciado otras.