Un gran número de autobuses, automóviles y camiones fueron quemados en una ciudad del sudeste de Brasil en un aparente acto de venganza por el asesinato de un electricista a manos de un policía de civil, informaron autoridades el miércoles.

El suceso ocurrió en la ciudad de Olimpia, donde la policía dijo que 15 autobuses, siete automóviles y dos camiones fueron incendiados la noche del martes. Nadie resultó lastimado y hasta ahora nadie ha sido arrestado.

El oficial mató a tiros al electricista durante una discusión el domingo en un club nocturno local, dijo la policía.