Más de 130.000 devotos de la cultura pop llegan el miércoles al Distrito de Gaslamp en San Diego para la Comic-Con, el encuentro enorme y deslumbrante de superfans disfrazados y patrocinadores que buscan su atención, y sus dólares.

Los asistentes pueden cenar en una réplica del Taco Bell de "Demolition Man" (“El demoledor”) por el 25to aniversario de la cinta, presenciar un consejo de guerra de Poe Dameron por liderar una rebelión en "Star Wars: The Last Jedi" (“Star Wars: Los últimos Jedi”), degustar vino y cerveza con Neil deGrasse Tyson, vivir una experiencia a lo "Ready Player One" con estaciones de juegos retro y entrar a la habitación 237 de "The Shining" (“El resplandor”). Cualquier adepto de la cultura pop probablemente encuentre algo hecho a la medida para él en la Comic-Con 2018.

Lo que comenzó como un evento de 300 personas en 1970 se ha vuelto una operación masiva con eventos programados para todo el año. Pero la Comic-Con en San Diego es la cabeza del cartel. Los boletos para los cuatro días pueden costarle a los asistentes 276 dólares, sin contar hotel, costos de viaje, comida y algún souvenir. Y todos suelen esperar mercancía exclusiva en la convención, anuncios noticiosos de grandes estudios de Hollywood y presentaciones de algunas de las películas y series televisivas más esperadas.

Este año Warner Bros. viene armada con estrellas y adelantos de "Aquaman", ''Shazam!", ''Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald" (“Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald”) y "The LEGO Movie 2", Sony promueve su cinta derivada de Spider-Man "Venom" y Universal Pictures "Halloween" y "Glass" de M. Night Shyamalan. Del lado de la televisión, los fans podrán ver a la nueva estrella de "Doctor Who" Jodie Whittaker, y funciones de "Star Trek: Discovery" y "Riverdale". Servicios de streaming como Netflix y Hulu también estarán de vuelta con propiedades como "Iron Fist" de Marvel y la nueva serie producida por J.J. Abrams "Castle Rock", basada en cuentos de Stephen King.

Pero algunos grandes jugadores no estarán presentes en el Hall H, la sala con 6.500 butacas en el Centro de Convenciones de San Diego donde se realizan las presentaciones más prominentes y que a menudo atraen a fanáticos entusiastas dispuestos a pasar la noche en fila para asegurarse un puesto en el lugar. Entre los ausentes prominentes: Marvel Studios, HBO ("Game of Thrones") y Star Wars.

"Es algo muy grande cuando propiedades como Marvel, Star Wars o HBO no se aparecen", dijo Germain Lussier, reportero de entretenimiento para io9/Gizmodo que ha estado asistiendo a la convención por 15 años. "La pasada década, las conferencias de Marvel Studios han sido sistemáticamente el evento más anticipado por los cinéfilos en la Comic-Con. Sus paneles nunca decepcionan por sus adelantos exclusivos y sus grandes noticias y sorpresas".

Las agendas de producción son más responsables de su falta que cualquier otra cosa. Lussier apuntó que cada marca ausente tiene un gran estreno para el 2019, incluyendo "Avengers 4", “Star Wars: Episode IX" y la temporada final de "Game of Thrones".

"En lugar de presentarse y decepcionar a los fans, se están excusando simplemente para no crear expectativas", dijo.

Además, otras marcas y propiedades podrían beneficiarse de un espacio inusualmente abierto.

"Cada año, siempre hay una o dos cosas de las que todo el mundo habla. Y si no es 'Avengers 4' o 'Star Wars', ¿qué será?", dijo Lussier. "Creo que esta es una gran oportunidad para que Warner Bros. se robe cada titular con grandes noticias y adelantos emocionantes".

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr.