Trece personas fueron asesinadas en el sur de México debido a una disputa por tierras entre dos comunidades rurales.

Once hombres y dos mujeres murieron, y uno más resultó herido en el ataque la tarde del lunes, informó la Fiscalía General del Estado de Oaxaca. Una persona sigue desaparecida.

Las víctimas murieron en un área en conflicto territorial entre los pueblos de San Lucas Ixcotepec y Santa María Ecatepec.

Los habitantes de Santa María llegaron a un terreno limpio con la intención de cultivarlo cuando fueron atacados por los residentes de San Lucas, informó la fiscalía.

Desde la década de 1970, los dos pueblos han estado en conflicto por las parcelas agrícolas de la zona.

Sin embargo, las disputas se han tornado más cruentas debido al mayor cultivo para la producción de droga. El área produce amapola y marihuana.

La policía envió a 42 policías para evitar más violencia.