El ministro checo de Trabajo y Asuntos Sociales renunció el martes, el segundo miembro del nuevo gobierno que lo hace bajo acusaciones de plagio.

Petr Krcal fue juramentado el 27 de junio junto con el resto del gobierno de coalición encabezado por el primer ministro Andrej Babis, quien busca poner fin a un período de inestabilidad política luego de las elecciones parlamentarias de octubre.

Krcal anunció su renuncia luego de ser acusado de plagiar largos capítulos de su tesis de licenciatura en 2007. La Universidad Tomas Bata en la ciudad oriental de Zlin, donde estudió, ha iniciado una investigación.

La ministra de Justicia, Tatana Mala, renunció la semana pasada ante denuncias de que plagió partes de dos tesis en sendas universidades.