Los trabajadores de Amazon en España y Alemania se declararon en huelga el martes exigiendo aumentos salariales y mejores condiciones laborales coincidiendo con el “Prime Day”, el mismo día en que la empresa ofrece una serie de ventas especiales.

Casi el 80% de los trabajadores abandonaron sus puestos en el centro de distribución de Amazon en las afueras de Madrid, informaron los sindicatos locales, la CCOO y la CGT. La cifra fue similar el lunes, el primer día de la acción de protesta. Amazon negó que la participación en la huelga fuera tan grande.

En un comunicado, la empresa dijo que los salarios de sus más de 2.000 empleados en España son competitivos, y vienen acompañados de prestaciones.

El sindicato alemán ver.di también llamó a huelgas para el martes y el miércoles. Amazon dijo que la mayoría de sus empleados en sus centros de logísticas estaban trabajando con normalidad.