Decenas de sirios desplazados por una ofensiva del gobierno marcharon el martes hacia los Altos del Golán ocupados por Israel, en una inusual protesta, poco después de un bombardeo presuntamente ruso contra una escuela utilizada como albergue en el suroeste de Siria que dejó al menos 10 civiles muertos, según activistas.

Los manifestantes ondearon banderas blancas a los soldados israelíes mientras caminaban hacia la frontera en los Altos del Golán, exigiendo protección de los incesantes ataques aéreos, antes de regresar.

La breve protesta sucedió mientras se intensifican los ataques aéreos sirios y rusos en la zona rural de Quneitra y el suroeste de la provincia de Dará.

El ataque del martes se registró en la aldea Ain el-Tineh, en la provincia de Quneitra, a unos 7 kilómetros (4 millas) de la frontera israelí, según un equipo de búsqueda y rescate sirio.

Khaled Solh, del grupo Defensa Civil Siria _también conocido como Cascos Blancos_, dijo que la escuela era utilizada para albergar familias que fueron forzadas a huir de sus casas por los combates en el suroeste de Siria. Culpó a Rusia, el principal aliado del presidente sirio Bashar Assad, del ataque.

Los fallecidos en el bombardeo fueron 14, entre ellos cuatro mujeres y cinco niños, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña, que monitorea la guerra a través de una red de activistas en el país.

Desde el 19 de junio, 180 civiles han muerto a causa de los combates en la región, agregó el observatorio.

Los soldados del gobierno sirio, respaldados por fuerzas rusas, han aumentado sus ataques contra las zonas de oposición que quedan en la región, lanzando más de 1.500 proyectiles y bombardeos en sólo los dos últimos días, según el Observatorio.

En la marcha, Moaz al-Assaad, fotógrafo de Quneitra, dijo que para cuando llegó a la frontera con Israel, los manifestantes se habían dispersado. La prensa israelí reportó que los soldados israelíes gritaban con altoparlantes para pedirle a la gente que regresara.

Antes de eso, al-Assaad dijo que contó a por lo menos 20 heridos en la zona del bombardeo, entre ellos niños.

El avance de las tropas del gobierno en el suroeste de Siria ha atrapado a decenas de miles de desplazados sirios a lo largo de la frontera con los Altos del Golán, que están ocupados por Israel desde 1967, señaló el Comité Internacional de Rescate.