Un atraco bancario en el que se tomaron rehenes en el estado norteño de Sonora concluyó el lunes con la muerte del asaltante a manos de la policía y la liberación de las mujeres.

El ladrón ingresó a la sucursal de Banorte en la ciudad de Hermosillo y usó un cuchillo para someter a las cuatro mujeres.

Horas después, un equipo especial de agentes convenció al sospechoso de que abriera la puerta con la idea de liberar a las rehenes, indicó la policía de la capital sonorense en un comunicado. Pero el asaltante de 31 años se resistió a dejarlas en libertad y fue baleado. Posteriormente murió en un hospital.