El la organización Human Rights Watch pidió a las autoridades libanesas que investiguen las acusaciones de tortura hechas por un famoso actor quien fue detenido y exonerado de cargos por espionaje para Israel.

La organización por los derechos humanos, con sede en Nueva York, dijo el lunes que el caso de Ziad Itani es una prueba para saber si la ley que criminaliza la tortura en el país, aprobada en noviembre, terminará con la impunidad para las autoridades.

Bassam Khawaja, investigador de HRW, dijo que el caso de Itani era "extremadamente perturbador". Itani alega que fue incriminado y estuvo detenido incomunicado por días en los que fue torturado y amenazado con violencia contra su familia. Las acusaciones contra Itani fueron filtradas as los medios para presionarlo más, dijo Khawaja.

Itani fue exonerado en marzo, casi cuatro meses después de que fue detenido.

El fiscal público de Líbano dijo que no ha recibido una denuncia formal.