El Partido Demócrata de California desairó a la senadora federal Dianne Feinstein al otorgar su respaldo oficial al senador estatal Kevin de León, su rival demócrata con pocas posibilidades de ganar.

Al respaldar a León, la mayoría de la junta ejecutiva de 360 miembros ignoró el sábado el pedido de Feinstein a mantenerse neutrales en la contienda. Aliados de la senadora habían dicho que el respaldo del partido crearía una rivalidad interna que podría distraer a los votantes de las importantes propuestas en la papeleta electoral.

De León ha estado cortejando a activistas del partido desde hace tiempo y se concentró en los demócratas que buscan caras nuevas y quieren a un senador progresista para combatir al presidente Donald Trump.

"El voto de hoy es un rechazo claro a la política de siempre de Washington D.C.", dijo De León en un comunicado después del voto.

En total, 217 delegados votaron por De León, de Los Ángeles, mientras que 22 votaron por la senadora federal y 94 votaron sin pronunciarse de ningún lado.

Los miembros del partido y activistas generalmente son más liberales que el electorado en general de California, que ha votado cinco veces en favor de que Feinstein lo represente en Washington. En el pasado, Feinstein ha aprovechado el escepticismo de algunos activistas del partido y lo ha usado a su favor en las campañas.

El respaldo, significa que el partido estatal gastará más dinero promoviendo su candidatura este otoño.

Aun así, el nombre de Feinstein es más conocido y cuenta con más fondos y muchos seguidores leales en todo California. Ella ganó las primarias del 5 de junio con el 44% de los votos, en comparación con el 12% que ganó De León.