El ex presidente estadounidense Barack Obama llegó a Kenia el domingo, el país donde nació su padre. Es su primera visita a este país de África oriental desde que dejó el cargo.

Obama se encuentra en Kenia para ayudar a lanzar el centro deportivo y de entrenamiento fundado por su media hermana Auma Obama a través de su fundación Sauti Kuu.

Después de aterrizar en la capital, el ex mandatario se reunió con el presidente Uhuru Kenyatta en la residencia oficial, de acuerdo con la cuenta de Twitter del mandatario keniano. También se espera que Obama se reúna con Raila Odinga, el líder de la oposición que ahora trabaja con el gobierno. Odinga y Kenyatta prometieron el 9 de marzo trabajar juntos, poniendo fin a meses de confusión tras unas controvertidas elecciones presidenciales anuladas por la Corte Suprema y una repetición que la oposición boicoteó.

La visita de Obama a Kenia es discreta, a diferencia de sus visitas anteriores donde cautivó a miles que se alinearon en las calles para verlo cuando era senador en 2006 y luego como presidente en 2015.

Muchos kenianos consideran a Obama originario de este país y se deleitan con la gloria de su éxito, a pesar del hecho de que él nunca vivió en África. Nació en Hawai, donde pasó la mayor parte de su infancia criado por su madre, una estadounidense blanca de Kansas. Apenas conoció a su difunto padre por el que fue nombrado, Barack Obama, un economista.

Sin embargo, se esperan grandes multitudes en Kisumu, la tercera ciudad más grande de Kenia, donde Obama volará el lunes antes de conducir hasta la aldea natal de su padre, Kogelo, un viaje de 70 kilómetros (unas 44 millas).