Equipos de búsqueda localizaron más de 400 objetos relacionados con la investigación sobre el envenenamiento de dos británicos con la neurotoxina novichok, aunque las indagaciones podrían tardar varias semanas más en lo que se ubican pruebas adicionales, dijo el sábado la policía.

La Policía Metropolitana anunció el viernes un avance en el caso cuando señaló que se encontró un pequeño envase que se cree es la fuente de la neurotoxina que causó la muerte de Dawn Sturges y enfermó a Charlie Rowley. El contenedor fue encontrado en la casa de Rowley en Amesbury, una localidad suroccidental no muy lejos de Salisbury, donde el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia fueron envenenados en marzo con novichok, según las autoridades.

Gran Bretaña responsabilizó al gobierno ruso del ataque de marzo, acusación que rechaza el Kremlin. El caso provocó que varias naciones occidentales, entre ellas Estados Unidos y Gran Bretaña, expulsaran a numerosos diplomáticos rusos y Moscú adoptó medidas similares en represalia.

La policía intenta averiguar si la sustancia en el envase _que científicos confirmaron era novichok_ provino de la misma cepa que el utilizado en el ataque contra los Skripal. También investigan el origen del envase y cómo llegó a la casa de Rowley.

“No exageramos cuando decimos que el proceso de búsqueda en ambos casos es uno de los más complejos y difíciles que la policía británica ha enfrentado”, dijo el comisionado adjunto de la policía, Neil Basu, el máximo oficial antiterrorismo de Gran Bretaña.

Las autoridades señalaron que, en total, los equipos de búsqueda han recuperado más de 400 “documentos, muestras y objetos” vinculados con la investigación sobre el envenenamiento de Sturgess y Rowley. Señaló que un “número importante” de objetos podrían estar contaminados y fueron enviados a laboratorios para su análisis.

Sturgess, de 44 años, y Rowley, de 45, enfermaron el 30 de junio. Sturgess falleció en un hospital el 8 de julio. Rowley permaneció en estado crítico más de una semana y ya recuperó la conciencia.

Previamente, la policía expresó sus sospechas de que la pareja habría manipulado el envase contaminado con novichok y que no había motivos para pensar que eran víctimas de una acción deliberada.

En un comunicado que detalla las dificultades que ha enfrentado la policía a causa de la investigación, Basu señaló que cada búsqueda debe ser planeada meticulosamente para garantizar que no se filtren restos de la neurotoxina. Cada agente tarda 40 minutos en ponerse o quitarse los trajes de protección y solo pueden trabajar por periodos cortos debido al calor y la fatiga.