Miles de policías llenarán las calles de París este fin de semana en lo que Francia espera sean celebraciones continuas: el Día de la Bastilla y la victoria en la final de la Copa del Mundo.

Michel Delpuech, jefe de la policía de París, dijo el jueves que 12.000 agentes y 3.000 rescatistas serán movilizados en París y sus suburbios para el día nacional de Francia el sábado, y el domingo cuando Francia se enfrente a Croacia en el partido final del Mundial en Moscú.

Un desfile militar pasará por los Campos Elíseos el Día de la Bastilla. Si Francia gana el Mundial, los juerguistas se irán ahí a celebrar. El partido se transmitirá en una zona de aficionados cerca de la torre Eiffel.

Con la emoción, llega la presión para los agentes policiales. Existe una “verdadera amenaza terrorista” para encuentros tan concurridos, dijo Delpuech.