El papa Francisco rindió un inusual homenaje personal y público al cardenal francés Jean-Louis Tauran al asistir a la misa fúnebre del ex ministro del exterior vaticano y especialista en relaciones con otras religiones.

Lo habitual es que el papa presida los ritos finales en los funerales de los cardenales. Pero en señal de estima por su confidente, Francisco asistió a la misa completa el jueves en San Pedro, celebrada por el decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano.

Francisco se encontraba en el asiento al costado del altar, cerca del féretro de Tauran, antes de que comenzara la procesión de cardenales encabezada por Sodano.

Tauran murió la semana pasada en Estados Unidos, donde recibía tratamiento por el mal de párkinson, que padecía desde hace años.