Un tribunal oral de Chile declaró culpable el miércoles a la nuera de la expresidenta Michelle Bachelet por cometer delitos tributarios.

Natalia Compagnon --esposa del hijo mayor de Bachelet, Sebastián Dávalos-- cometió los delitos entre 2012 y 2015 según establecieron por unanimidad los jueces del tribunal, que darán a conocer la condena el 24 de julio. La Fiscalía Nacional solicitó cuatro años de presidio y el pago del 150% de los más de 100 millones de pesos defraudados, unos 150.000 dólares.

El juicio de Compagnon se prolongó por poco más de tres años. Dávalos será investigado judicialmente en una de las aristas derivadas de los negocios de la empresa Caval, de la cual la nuera de la exmandataria es dueña de un 50%.

El tribunal de Rancagua, 80 kilómetros al sur de Santiago, absolvió al socio de Compagnon --Mauricio Valero-- del delito de soborno, al igual que a la empresa.

Otra decena de implicados en los negocios de especulación inmobiliaria de Caval optaron por juicios abreviados y recibieron condenas reducidas.

Según estableció el tribunal y reveló en 2015 el semanario “Qué Pasa”, Compagnon y Dávalos se entrevistaron con uno de los hombres más ricos de Chile y vicepresidente de un banco en 2013 para pedirle prestados diez millones de dólares, operación que fue aprobada al día siguiente en que Bachelet ganó la presidencia en segunda vuelta. El dinero fue utilizado para comprar terrenos agrícolas que vendieron en 15 millones de dólares con la promesa de que podrían ser usados para construir viviendas onerosas.

El negociado fue divulgado cuando Bachelet disfrutaba de unas vacaciones en un lago del sur chileno. Ella siguió su descanso y al retornar a Santiago declaró que se enteró de lo sucedido por la prensa, lo que la mayoría de la opinión pública no le creyó. El escándalo se tradujo en una baja de su credibilidad y popularidad por debajo de 30%, de lo que nunca se recuperó totalmente en el que fue su segundo gobierno 2014-2018.

Compagnon no es el único dolor de cabeza de Bachelet. Mientras su hijo esquivó vinculaciones a Caval en el negocio inmobiliario, será investigado judicialmente por estafa a un empresario local al que le entregó un informe con una asesoría minera que fue copiado del sitio en internet de un organismo especializado en asuntos mineros.

Caval posee una patente que le permite actuar en diversas áreas, como asesorías medioambientales, de instrumentos médicos, y minería, entre otras.

Las pocas veces que se ha referido al tema Caval ha dicho que está “afectada y dolida” y que ha vivido momentos “difíciles y dolorosos”.